viernes, 14 de febrero de 2014

CASO CORSI, nota dos: ENTREVISTA AL DR PABLO R. OLMOS


                            Entrevista de Osvaldo Igounet, enviado
                            especial a Cruz del Eje - Córdoba

A primera vista Cruz del Eje aparece ante el visitante como una bucólica ciudad-pueblo perdida, casi, en los límites con La Rioja. Caminando sus calles es muy común ver a la tardecita y a la noche a los vecinos sentados en las veredas y jardines, mate en mano, disfrutando de la fresca, la buena charla y el maravilloso paisaje de un cielo estrellado como pocos. Si algo lindo tiene la ciudad es lo diáfano de su cielo. Pero esa aparente paz campechana no debe engañar al forastero distraído porque en Cruz del Eje se cuecen habas, como en todas partes, y algunas en cacerolas enormes.

Algunas de estas “cacerolas” de pesado contenido se “cocinan” en el estudio del Dr Pablo Ramiro Olmos, un jóven y destacado penalista de Cruz del Eje que suele oficiar de abogado defensor. Ubicado en la céntrica calle Eva Perón al 100 el estudio del Dr Olmos o su sala de espera en todo caso, es un caledoiscopio de la más variada granujada local. Ves ojos desconfiados y miradas fieras, así como se adivinan posturas sumisas o movimientos de alerta permanente. Seguramente algunos serán delincuentes o familiares de delincuentes buscando estrategias de defensa eficientes y otros serán inocentes caídos en desgracia por portación de cara, falta de recursos o por estar el el lugar equivocado en el momento menos propicio. A todos ellos el Dr Olmos los atenderá con diligencia y probidad profesional, el hombre es un abogado valorado en la ciudad, que fatiga casi todos los juzgados cordobeses y el único, casi diría, que suele enfrentarse a lo que se conoce como la “mafia judicial” (la familia y su espíritu de cuerpo).


                             Dr Pablo Ramiro Olmos - Abogado Penalista



Tengo cita a las 18,30hs y llego puntual. Olmos me está esperando. Hacemos las presentaciones de rigor, hablamos algunos minutos de bueyes perdidos y terminada la introducción vamos al núcleo de mi visita: hablar de la causa penal contra Néstor Corsi y Rodolfo Raith, ambos detenidos desde 2012 y a la espera del juicio oral a realizarse este año. Para quienes no conocen bien el caso Corsi, conocido también como el Profeta Kropp, fue detenido en San Marcos Sierra en su Parque Temático Pozo de Luz y acusado de ejercer ilegalmente la medicina y estafa; mientras que Raith solo es acusado de estafa por montos menores. Corsi dice que es inocente, Raith dice que es inocente y el Dr Olmos está convencido que ambos son inocentes, lo que es muy importante. Si algo queda claro a la largo de toda la entrevista es que Olmos está total y absolutamente convencido de la inocencia de Corsi y Raith, no es una postura estratégica del defensor que nunca reconocerá la culpabilidad de su cliente, sino una creencia verdadera.

IGOUNETNOTICIAS: ¿Exactamente de qué están acusados Corsi y Raith?.

Dr Pablo R. Olmos: Néstor Corsi está acusado de ejercer ilegalmente la medicina y de estafar a sus clientes, fue detenido en Pozo de Luz (San Marcos Sierra) en el verano del 2012. Luego se hicieron algunos allanamientos en la Capital Federal por orden del fiscal Bertone y allí detuvieron a Rodolfo Gustavo Raith, lo trasladaron a nuestra provincia (Córdoba) y lo acusan de estafas menores, por un monto cercano a los $4000 (cuatro mil pesos), como si fuera una suerte de cómplice de Corsi.
IN: Bien, queda claro entonces de que se los acusa. Ahora me gustaría ahondar un poco más en esas acusaciones. Por ejemplo a Corsi, a quien le endilgan el ejercicio ilegal de la medicina,es efectivamente así. ¿Corsi se ufanaba de ser médico sin serlo?, ¿atendía a la gente en tal carácter?.

OLMOS: Nunca, pero nunca, el señor Corsi dijo ser médico ni doctor ni nada que se le asemeje. No recibía a la gente con chaquetilla médica, ni mostraba instrumental médico y no tenía ningún tipo de certificado o título colgado en alguna pared y falsificado para engañar a la gente. No hay nadie que, de buena fe, pueda alegar que Corsi decía ser médico o se hiciera llamar Dr Corsi ni nada por el estilo. Por eso es incomprensible que se mantenga semejante acusación.
IN: ¿Y entonces cómo pudieron acusarlo de hacerlo?.

OLMOS: Bueno eso fue posible porque hubo factores internos y externos que permitieron que se consumara esta injusticia. Desde lo interno ayudó involuntariamente el propio Corsi, todos sabemos que cuando alguien está involucrado en temas místicos o espirituales es muy fácil caerle encima y Corsi, que también era llamado el Profeta Kropp y se ocupaba de esas cuestiones, asfaltó el camino de la infamia. Fue detenido en el Pozo de Luz, un parque temático orientado a la búsqueda del conocimiento interior, la comprensión de los misterios ancestrales y las cuestiones energéticas y kármicas, y como se dará cuenta, a sus enemigos les fue muy fácil disfrazar el asunto.

                                La Torre - Pozo de Luz - El parque
                                temático de Néstor Corsi en San
                                Marcos Sierra - Córdoba

IN: Entiendo, pero aún así, hay que probar los delitos, ¿no?.

OLMOS: No hay ningún delito probado de verdad, porque no hay ningún delito cometido en serio. Todas son suposiciones, falsedades, tergiversaciones y aprovechamientos de los dichos de un hombre, Corsi, convencido de sus creencias pero a la vez víctima de las mismas, en tanto lo dejan expuesto a este tipo de ataques. Por ejemplo, la fiscalía alega que Corsi se hacía llamar científico y con eso aducen que se hacía pasar por médico; pero Corsi jamás decía o dijo ser médico; a la gente la recibía vestido con una camisa estilo hawaiana por ejemplo, pero Corsi sí se considera un científico real. Todos sabemos que aunque la imagen del científico es un grupo de investigadores trabajando en algo grandioso: la cura del cáncer, la energía atómica, el conocimiento astronómico, etc; un científico es aquel que estudia un tema equis con dedicación y método. Y Corsi en su campo estudiaba esas cuestiones “científicamente” y por eso era un científico, sin contar además que inventó y patentó un montón de cosas que también lo habilitan a etiquetarlo de esa forma. Desde lo legal no se necesita ningún título específico para ser denominado científico y por ende no puede ser acusado por ello.
IN: Queda claro. Por eso mismo en la antigüedad los alquimistas eran considerados científicos a pesar que su campo específico (convertir el metal en oro) no era un rama tradicional de la ciencia. Ya sabemos por qué, desde su punto de vista, la acusación de ejercico ilegal de la medicina no procede. ¿Qué me dice de la otra acusación: estafas?.

OLMOS: Esa es otra barbaridad judicial que se pudo llevar a cabo por lo poco convencional del tema que se trata. Como dije Corsi se consideraba un científico y como tal ha descubierto e inventado un montón de cosas. Entre ellas se encuentra el CNS 629 que es una suerte de vacuna contra el cáncer y que Corsi patentó en Rusia, país al que viajó muchas veces. La causa contra Corsi dice que la vacuna no es tal, que incluso no solo no cura el cáncer sino que es peligrosa para la salud y que por lo tanto al “engañar” a la gente se constituye el delito de estafa.

IN: ¿Y cuál es el papel de Raith en todo esto?.


OLMOS: Ninguno en absoluto. Raith, como tanta otra gente en esos años, visitó a Pozo de Luz con su familia como un objetivo turístico más. Y jamás tuvo contacto personal con Corsi ni habló con él ni nada. Raith es ingeniero mecánico, nada que ver con las ocupaciones místicas o farmaceuticas, pero su familia tiene un pequeño laboratorio donde elabora un suplemento dietario de venta libre, legal y aprobada que Corsi comercializaba en Pozo de Luz. Corsi era un cliente más entre tantos de este laboratorio, pero eso permitió que Rodolfo Raith supiera de la existencia del parque temático y fuera a visitarlo. Cuando Corsi es detenido y cae en desgracia, para inflar la causa había que buscar conexiones externas y que mejor para eso que un laboratorio. De allí a detener a Rodolfo Raith hubo un solo paso; pero note Ud que la acusación es muy frágil ya que si ese laboratorio fuera sospechoso de verdad o estuviera involucrado, no solo Raith sino su familia deberían estar detenidos y no lo están, ¡¡¡ni siquiera aquellos que efectivamente trabajan en ese lugar!!!.
IN: Entonces Raith es un “perejil” aleatorio y Corsi el “perejil” principal. ¿Es correcta está interpretación?.
OLMOS: Es exactamente así, los dos son inocentes, a los dos les armaron la causa; aunque mi sospecha es que al que verdaderamente se quería ver preso y fuera de circulación era (es) a Néstor Corsi, Rodolfo Raith fue lo que se conoce como un daño colateral.
IN: Me imagino Dr Olmos que después de dos años de defender a los acusados tendrá mucha documentación reunida. ¿Puede mostrarme algunos papers que avalen lo que estamos hablando?.


OLMOS: Documentación hay muchísima ya que el expediente es enorme, pero me es imposible mostrarle nada.
IN: ¿Nada?. ¿No puede mostrarme nada?.

OLMOS: Así es, no puedo mostrarle nada. Sucede que en Córdoba no es como en Buenos Aires, aquí el Código de Procedimiento Procesal Penal -CPP- dice que las causas son públicas para las partes pero privadas para los terceros y por lo tanto las partes no pueden darle acceso al expediente a gente no implicada en ella sin orden judicial. Eso me impide mostrarle documento alguno, hacerlo me pondría en una situación difícil como abogado y perjudicaría aún más a los acusados.
IN: Pero el diario La Voz del Interior publicó partes del expediente y diaadia.com también, ¿ellos pueden, como es eso?.

OLMOS: Esos diarios se hicieron eco y fogonearon la causa contra Corsi y además son muy cercanos a la físcalía y juzgados intervinientes; así que Ud sabrá deducir que sucedió…
IN: O sea Dr Olmos, que podemos decir que tanto desde la fiscalía como del juzgado se “filtró” intencionalmente actuaciones secretas del expediente contra Corsi a pesar de estar expresamente prohibido en el CPP y que encima esta violación de la ley la hace alguien relacionado a la propia justicia cordobesa.

OLMOS: Esa es una teoría interesante pero suya. Yo lo que le puedo decir es que esta causa es un disparate jurídico, una maniobra para encubrir otros posibles delitos, acusando a dos personas que venían como anillo al dedo y que si necesita documentación recurra a sus fuentes cordobesas y trate de obtenerlas; yo no puedo darle acceso al expediente.

Pero investigue, hay mucha tela para cortar.
IN: Gracias por su tiempo abogado.

OLMOS: Ha sido un placer.
El reportaje sobre el Caso Corsi seguía abriendo nuevas puertas y líneas de investigación. Olmos me había dado muchas respuestas pero también me había dejado interrogantes que responder. Si Corsi y Raith son inocentes sin ninguna duda ¿Quién y por qué conspira contra ellos?, ¿qué es exactamente la vacuna llamada CNS 629?, ¿qué se intenta encubrir si toda la causa resultara ser una gran mentira?. Todavía me quedaba mucho que averiguar y en eso estamos mi equipo y yo.

Osvaldo Igounet
IGOUNETNOTICIAS.COM
copyrigth 2014






 


 

1 comentario:

  1. ES EL PODER QUE LOS MANTIENE PRESOS...Y NO QUE HAYAN COMETIDO UN DELITO...Y EL PODER EN MEDICINA YA SABEMOS DE DONDE VIENE

    ResponderEliminar