martes, 4 de marzo de 2014

CASO CORSI, nota cinco: ¿JUSTICIA O INJUSTICIA?

                                    Investigación exclusiva de Osvaldo Igounet
                                           enviado especial a Córdoba



El 24 de febrero del 2014, hace pocos días nada más, Néstor Santiago Corsi (profeta Kropp) y Rodolfo Gustavo Raith cumplieron dos años de detención en distintos penales de la provincia de Córdoba, Corsi está en el penal de Cruz del Eje y Raith en el de Bower, en las afueras de la ciudad de Córdoba, en el paraje conocido como los Altos del Durazno. Y quería aprovechar este “aniversario” para hacer algunas preguntas al respecto, porque si algo deja en claro la investigación periodística que estoy llevando adelante, si algo sobresale en esta historia es que nada surge claro y pristino. Las dudas le ganan a las certezas.


                                               Carátula nuevo Código Penal


A priori los hechos aparecen con lógica. Corsi es denunciado por cometer delitos: ejercer ilegalmente la medicina y estafar a la gente; y ante eso la justicia actúa. Se hacen tareas de inteligencia, se monta un mega operativo en San Marcos Sierra y la Capital Federal y finalmente detienen a los sospechosos. Uno diría en primera instancia, impecable, la justicia actuó. Pero a poco de ahondar en esa frase: la justicia actuó, las piezas del rompecabezas empiezan a no encajar como deberían o, en todo caso, comienzan a formar una figura muy diferente a la que se suponía.

Uno descubre que los primeros denunciantes de Corsi son vecinos a quienes el Pozo de Luz, la mega obra arquitectónica de corte metafísico que Corsi emprende en San Marcos Sierra, les provoca “molestias”. Y esas molestias se traducen en envidia por no tener la capacidad ni la visión para ejecutar un proyecto semejante y cierto resentimiento porque no fueron incluídos en el “negocio”. Así que quienes denuncian a Corsi en primera instancia no están motivados por razones altruístas o humanitarias, sino movidos por la envidia y la venganza y se sabe que nada está más alejado del concepto de justicia que el resentimiento personal. Aún así el apellido Corsi empieza a entrar en los “radares” de organizaciones estatales como la policía o la fiscalía, si bien hasta ese momento Corsi y el Pozo de Luz seguían con sus actividades habituales, su existencia sumaba una arista diferente: quedar a tiro del mundo de todos los días, ese donde las traiciones y bajezas suelen tener más impacto que la espiritualidad y las cosas del alma.

                             Con el nuevo Código Penal, hasta el
                             gobierno ve a Corsi libre...


Cuando se escarba un poco más la podredumbre empieza a contaminar el ambiente con su olor rancio y agusanado. ¿Por qué?, porque puesto Corsi en
el radar del submundo de la política y los intereses económicos, queda expuesto e indefenso ante una realidad que desconoce y lo supera, queda claro que ya sea un loco místico pasible de internación o un profeta verdadero intentando mejorar al mundo, los juegos políticos, las movidas judiciales y las luchas empresarias le son absolutamente ajenas y, sabemos que, nadie puede defenderse de lo que no conoce y ni pelear contra lo que no ve. Por eso crece la sospecha de que toda la llamada Causa Corsi lo tuvo de protagonista involuntario, que reúne todas las condiciones requeridas: cargar con culpas ajenas, eliminar competencia no querida, mantener el status quo empresario y ser la pantalla que impide ver los desaciertos de la medicina entendida como un negocio y no como un servicio público. Una clínica se equivoca, alguien muere, el escándalo y el juicio posterior son realidades a evitar si no se quiere perder dinero y prestigio (y de paso se elimina a quien -pareciera- les quita pacientes-clientes), así que el establishment actúa con rapidez y el loco de la colina cae preso.



                                  Ricardo Jaime está libre,
                                  Néstor Corsi no,
                                  ¿justicia cordobesa?


¿Quiénes son el establishment en esta historia?, aquellos a quienes la presencia de Corsi molestaba o perjudicaba como negocio y los mismos a quienes la presencia de Corsi beneficiaba como convicto y delincuente. Con Corsi preso y el Pozo de Luz fuera de servicio ya ningún enfermo tiene, siquiera, la esperanza de una cura eficaz y económica; ninguna clínica famosa de Córdoba sufre el miedo a un ruinoso juicio por mala praxis con la pésima prensa que eso conlleva y los profesionales de la salud (los empresarios también) mantienen en azul a sus balances. Al menos eso es lo que aparece cuando uno ve y como se instruyó la causa del Profeta Kropp, veamos:
 
a) La investigación policial y judicial (la inteligencia previa al arresto) en realidad es una supuesta investigación periodística del diario Día a Día, publicación subsidiaria de La Voz del Interior. Son cronistas pagos por particulares y no oficiales de la ley quienes investigan, vigilan, y denuncian a Corsi; y no queda claro que estén autorizados para hacerlo y que no incurrieran en delitos como: invasión de la privacidad, allanamientos varios, violación de propiedad privada y otras linduras por el estilo.

b) Muere una paciente, enferma oncológica, de la Clínica Allende que también iba a ver a Corsi y ante el hecho consumado toda sospecha recae sobre Néstor Corsi y no sobre los médicos que la atendían. Siendo su muerte de causas al menos dudosas, resulta muy “apropiado” tener un Corsi a quien echarle toda la culpa.

c) La denuncia concreta que desata el operativo policial y la detención de 
Corsi es hecha por el Colegio de Médicos de Córdoba y por un alto ejecutivo del ¡¡¡¿¿¿diario Día a Día???!!!. Y al día de hoy no se explica porque un medio periodístico y en especial el director de un diario, hace y se enreda en una denuncia penal contra alguien objeto de interés periodístico. No debemos olvidar que la historia de Corsi se publica en el diario el mismo día del procedimiento… Todos sabemos que no es función del periodismo hacer denuncias penales, que si uno entrevista a ladrón prófugo, por ejemplo, no está obligado ni debe denunciar esa ubicación a la justicia. Así que es por lo menos extraño el comportamiento del mencionado diario.

d) Existe una relación manifiesta entre el diario Día a Día, el Colegio de Médicos de Córdoba y la clínica nombrada, que abarcaría relaciones personales y comerciales que vuelven aún más oscuro los motivos de la denuncia realizada, del acoso periodístico del diario para con Corsi, quien nunca gozó de derecho a réplica por ejemplo y de la tendenciosidad manifiesta que las notas publicadas tenían y aún tienen.

e) Aún con todo lo expresado en el punto anterior, si uno se toma el trabajo de leer las notas publicadas en el diario Día a Día desde febrero del 2012 a hoy, cuando falta muy poco para el juicio oral, se verá como el tenor de las mismas mutó de tratar a Néstor Corsi, casi como un Menguele moderno a un tratamiento lejano y menos agresivo. (¿Será que llegado el momento de la verdad se busca impedir o minimizar las acciones legales que tanto Corsi como Raith eventualmente pudieran hacer contra el diario?).

 
Alguien podría decir que a pesar de todo lo expuesto y que como mínimo circunstancialmente autorizan a pensar en la posibilidad de que a Corsi y por añadidura a Raith, se les armara esta causa; es un poco exagerado de creer. Que el sistema judicial cordobés se preste a semejante maniobra, menos. Pero un periodista avezado, alguien a quien pocas cosas del poder sorprenden, a mí en definitiva, no me extrañaría en lo más mínimo. Lo raro es que los personeros y personajotes de los sistemas políticos y judiciales sean funcionarios probos e intachables. Sin ahondar mucho en la historia reciente, desde Boudou en la política y Oyarbide en la justicia; queda demostrado que aún en la hipótesis de que Corsi sea culpable, es un bebé de pecho al lado de estos señorones impresentables.

Si no hubiera intereses ocultos detrás de la detención de Corsi, si la justicia cordobesa fuera de verdad imparcial y se dedicara a hacer su trabajo, si ningún grupo de presión o con poder económico interviene en el caso, ¿por qué Corsi sigue preso?. La misma justicia cordobesa que
¿inexplicablemente? mantiene LIBRE a un delincuente infinitamente superior como el ex Secretario de Transporte de la Nación Ricardo Jaime, un tipo que robó millones y millones en beneficio propio y de sus jefes corporativos, un tipo acusado de fraude, cohecho y de estrago doloso seguido de ¡¡¡51 muertes!!!, todavía sigue esperando sus muchos juicios en libertad. ¡Esta misma justicia mantiene a Corsi preso!.


Esta misma justicia que aduce que Corsi, por ejemplo, estafó a la Sra Lady Genma Blangetti al tratarla con un medicamento “inocuo” como la vacuna CNS-629 y que por lo tanto no la curaría; que alega que Corsi además, ejerció con ella la medicina ilegalmente y que en definitiva abusó de su necesidad de curación. Es la misma justicia que al fallecer la paciente NO ENCUENTRA LA FORMA DE CONECTAR ese supuesto accionar delictivo con la muerte de esa persona. ¿Se entiende?, Corsi, dicen, la estafó, la mal medicó, no la curó (y por ende ella siguió enferma), luego ella muere y aún así Corsi no tuvo nada que ver. El caso de la Sra Blangetti forma parte de las estafas mencionadas por la fiscalía pero no así su muerte lo que de por sí constituye una contradicción per sé, me parece.

La justicia cordobesa pertenece a un país, el nuestro, gobernado por una idea política que tiende a despenalizar al delito en todas sus formas (cosa que rechazo abiertamente), donde no un estafador, sino un asesino confeso serían pasibles de estar en libertad. Un país donde el gobierno está por reformar el Código Penal para lograr que: el 82% de los delitos actuales no tengan condena de prisión, que cerca de 17000 presos recuperen su libertad de inmediato, que las penas de prisión sean cumplidas los fines de semana solamente, que la reclusión perpetua sea abolida definitivamente y donde, por ejemplo, un ladrón que se lastima al robar pueda usar esa lastimadura como atenuante y donde la reincidencia deja de existir como agravante, es más ni se considerará, y otros muchos puntos por el estilo; en un país así, con este gobierno, con esta política penal, con la justicia cordobesa y sus “raros” antecedentes y comportamientos, asi de la nada, sin lógica y sin imparcialidad determinan que Néstor Santiago Corsi y Rodolfo Gustavo Raith son dos peligrosos delincuentes que deben esperar su juicio en prisión, sin posibilidad de una defensa justa (ver notas anteriores), sin poder acceder a la prensa para exponer su caso, solo por la denuncia de algunos poderosos con mucha billetera y conexiones políticas.
Sólo con recurrir al sentido común basta para deducir que si los imputados Corsi y Raith no pueden esperar su juicio en libertad, estando en el contexto que están, y sin importar si son culpables o inocentes; toda la acusación esta viciada de parcialidad, animosidad manifiesta, responde a intereses alejados de la verdad y la justicia y por lo tanto es una causa judicial carente de legitimidad moral y ética que viola escandalosamente el principio de igualdad ante la ley. Como dirían en mi barrio, aquellos que acusan parecen ser como mínimo, igual de trucos que sus acusados.

Osvaldo Igounet
IGOUNETNOTICIAS.COM
copyright 2014

 

 

12 comentarios:

  1. La Sra. Blangetti, es esa misma que dicen que le dejaron la cabeza como un queso gruyere por la radiación que se la dieron con el estudio de una tal Beatriz??? Esa mala praxis que los familiares han llegado a encubrir con inclusive la falsificación de la firma??? Si en Morteros dicen que antes de morir la firma se la "hacía" la cuñada, así se la falsificaban. Como la mujer tenía comercio y propiedades, luego el juicio sucesorio, iría sobre rieles...Ahora en la causa no hay pericias caligráficas de la falsificación?? No están los estudios craneales pertenecientes a la otra señora??? Todos esos delitos, los jueces hacen la vista gorda??? Nadie los puede denunciar??? Deberían meter preso al médico de la clínica Allende que la mató a la pobre señora. Porqué no junto a la cuñada!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos esos dichos están siendo investigados en serio por nuestro portal, ahora si se leen todas las notas con atención se verá que la línea editorial esta muy lejos de atacar a los detenidos..

      Eliminar
  2. Señores: porqué no le llevan los datos a Lanata para que lo investigue? Seguramente va a poder ayudar a través de un medio como canal 13. Hubo gente que hizo denuncias por mail y tuvieron respuesta favorable. Espero que les sirva la idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajajajajajajajajajaja

      Eliminar
    2. disculpa pero sos un iluso...ya que ni el papa, ni cristina le han dado una respuesta a la gente que le escribe, entre ellos yo.

      Eliminar
  3. Es muy buena sugerencia la suya. Así se haría más publico el caso. Hemos visto y escuchado investigaciónes que involucran desde los K para abajo. Recuerden la mujer que acusaron y encarcelaron injustamente porque su su hijita murió de inanicíon, creo que fué en el Chaco. Tienen que hacerse conocer publicamente este tipo de casos. A ver si de una vez por todas aunque sea de a poco podemos dejar un futuro más limpio de impunidad a nuestros hijos en este bendito país. Terminemos con esta basura de corrupción. Ayer vivímos en Rosario otro caso de de justicia inmediata por parte de los vecinos que estamos hartos de caminar en un chiquero.

    ResponderEliminar
  4. Ahora bien, ¿de qué se trata la "megaobra arquitectónica de corte metafísico" de Corsi?. En realidad , ¿a qué se dedica Corsi?,ojo, tengo de la medicina convencional la misma opinión que uds. pero me gustaría saber un poco más de esto para adherir o no.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Claudio, cuando nos referimos a la megaobra de corte metafísico que hacía Corsi nos referimos a las construcciones arquitectónicas que se erigen en un predio denominado Pozo de Luz en San Marcos Sierras. Según datos que pudimos obtener allí a lo largo de una década Corsi invirtió casi 15 millones de pesos en materiales y mano de obra. Es metafísica porque él le dá un significado religioso o paranormal. De todas formas no es la intención de esta serie de notas defender o atacar la parte digamos espiritual del tema ya que para algunos serán pamplinas y para otros verdades, sino la parte fáctica de la causa contra Corsi que perece padecer de muy serias iregularidades. Si Ud viera la nota del 18/5 titulada El video que prueba las irregularidades... se daría cuenta de que estamos hablando. Ahora bien de que se ocupa Corsi, el dice ser un profeta y un científico con una misión específica, desde lo "religioso" actúa en esa mega obra y desde lo científico dice haber descubierto un tratamiento efectivo contra el cáncer y otras enfermedades. Ahora bien, repetimos una vez más se le crea o se lo considere un chanta la causa es oprobiosa y allí apuntamos nuestra investigación. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osvaldo, muchas gracias por su respuesta. Quizá si Corsi fuese un poco más preciso, con más datos en cuanto a sus descubrimientos, que OJALÁ SEAN TALES, mayor claridad en cuanto al origen de los fondos, etc, ENTONCES , NO SÓLO LUCHARÍAMOS CONTRA ESTE SISTEMA JUDICIAL PERVERSO Y CORRUPTO que tiene especialmente Córdoba, sino que haríamos más cosas para que la verdad salga a la luz. Me comprometo personalmente a hacer lo que esté a mi alcance.

      Eliminar
  6. Existen muchas injusticias y todas se barren y esconden bajo el tapete de los poderosos, pero los únicos culpables somos nosotros porque no luchamos por la verdad porque somos temerosos porque sabemos que esto nos puede arruinar la vida y mientras tanto dejamos que sean arruinadas las de otros sin hacer nada, seamos libres justos y fuertes no podemos pedir que cambie el mundo, un país, un gobierno sino cambiamos nosotros y nuestra forma de pensar y accionar. Pido a Dios en estos momentos de guerra civil de lucha de poderes que mire desde el cielo y libere a justos e inocentes y condene a los falsos y pecadores, TODO LLEGA PARA TODOS. Mucha fuerza y esperemos que las firmas alcancen para liberar a estos hombres si son inocentes.

    ResponderEliminar
  7. Ese atorrante con sus charlatanerías le arruino la salud a muchas personas, y les hizo creer que tomando agua rica en magnesio ( como toda el agua de esa zona de las sierras cordobesas) se iban a curar del cáncer, ojala que lo juzguen de una vez y le den por lo menos diez años de cárcel... anda a pedirle ayuda a los seres de otros mundos GIL

    ResponderEliminar