miércoles, 1 de noviembre de 2017

CASO MALDONADO: TODO TIENE PRECIO

La desaparición y posterior muerte de Santiago Maldonado fue desde el inicio una brutal mentira mediática, una operación de prensa orquestada por los terroristas del RAM y apoyada por la izquierda dura y el kirchnerismo residual para obtener una ventaja electoral y herir al gobierno de Cambiemos


Sergio Maldonado (foto) hermano mayor de Santiago fue el portavoz del dolor familiar y el principal acusador de la Gendarmería Nacional y la administración Macri,

Con ese libreto se dijo que Gendarmería golpeó o baleó a Santiago Maldonado cuando la autopsia dice que no.  Se dijo que era un pacífico artesano cuando el propio Jones Hualas lo reconoce un anarquista que participó de muchos actos y atentados violentos que el RAM organizó. Se acusó al gobierno de haberlo desaparecido de manera forzada cuando en realidad se escapó del accionar de la justicia y ahora se acusa al gobierno de asesinarlo cuando en realidad se ahogó en el río Chubut por no saber nadar y haber entrado en pánico en el agua helada mientras se resistía a la autoridad.
Las acusaciones fueron muchas y graves y todas infundadas e interesadas. Desde la izquierda y el cristinismo para perjudicar la imagen del gobierno en un mes electoral y desde Sergio Maldonado nada más y nada menos que para intentar cobrar los U$S 250.000.- (doscientos cincuenta mil dólares) que le reclama al gobierno en concepto de ¿indemnización? por la muerte de su hermano. Nada dice en cambio de como compensará la familia Maldonado la cuota parte que le correspondería, según ese razonamiento, por los destrozos que el RAM y Santiago causaron durante estos dos últimos años, ¿o eso no cuenta?.
Dicen también que si la Gendarmería no perseguía a Santiago este no hubiera fallecido que es como pedirle a la policía que no persiga a un ladrón por las dudas que se lastime en la huída, pero no dicen que si Santiago quería vivir hubiera debido ajustarse a derecho en vez de estar jugando al Che Guevara patagónico.
Hoy la oposición vuelve a marchar por Santiago Maldonado pero ya todos sabemos que es un simple acto de oportunismo político, inútil además teniendo en cuenta el resultado electoral; más la chance de Sergio Maldonado de hacerse de unos mangos -muchos- sin habérselos ganado. Ojalá no se los paguen.

Osvaldo Igounet
IN-Copyrigth 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario